La declaración del estado de alarma en España el pasado marzo fue el comienzo de una crisis sanitaria que ha afectado a muchas familias, y que es la antesala de otra crisis que se prevé, en este caso económica, durante los próximos meses. Estar empresarialmente preparados para ella incrementará las posibilidades de reponerse cuanto antes.

No existen recetas mágicas, pero sí una serie de ingredientes que pueden ayudar a que el guiso esté mejor preparado.

Es el momento de reforzar tu marca, de crear una imagen corporativa que se asiente en el recuerdo de tu cliente, al que es imprescindible fidelizar desde YA. Acciones que muestren empatía con su situación personal y profesional que, seguramente, estarán igualmente padeciendo, o que incrementen su satisfacción, ayudarán a que intenten hacer el esfuerzo por seguir a tu lado.

Diferénciate en tu sector de actuación, aporta a tus clientes nuevas experiencias, nuevos servicios, y, para ello, es muy probable que tengas que reinventarte, buscar nuevas, o complementarias, vías de negocio. Las acciones y estrategias que hasta el momento te han resultado eficaces pueden haberse quedado obsoletas en apenas dos meses, y los servicios que eran requeridos pueden empezar a ser considerados como algo pasado. O, simplemente, la demanda se ha reducido y como coloquialmente suele expresarse, “ya no hay tarta para todos”.

Estos dos meses han supuesto una evolución digital en las empresas, en la forma de trabajar y de consumir, al menos equivalente a los últimos veinte años. Por ello, tu empresa ya debe ser 3.0, automatizar servicios y permitir gestiones en remoto ya es imprescindible, pero también tener una estrategia para tu presencia digital.

Para estos cambios tan necesarios, la formación continua es una herramienta de obligado acompañamiento, y si de éste hablamos, no olvidar que la unión hace la fuerza. Por ello, asóciate, busca pactos, alianzas, acuerdos, con empresas con los que complementarse o mantener sinergias.

Y comunica; si no lo haces, no existes. La comunicación es una inversión, nunca un gasto. Si no informas, nadie conocerá tu trabajo.

Los próximos meses existirá un decaimiento económico de la sociedad, es una realidad que no debe obviarse, pero cómo afrontar este periodo está en tu mano, ¡sé positivo y actúa!

Deja un comentario

Solicita Presupuesto