Durante el último mes y medio la actividad de los administradores ha sido intensa, es momento de ir cerrando el año, de realizar en la mayoría de las fincas la junta general y presentar ante los propietarios cómo se han cerrado las cuentas anuales y la propuesta de presupuestos para el próximo año.

Son momentos en los que se analizan las desviaciones presupuestarias del año, en gran parte originadas por gastos extraordinarios producidos por averías o desperfectos imprevistos, deterioros no previsibles en la finca, la aparición de nuevas normativas que obligan a la realización de obras para adaptarse a las mismas, etc.

Además, lógicamente, son las fincas más antiguas las que más sufren estos gastos imprevistos, con propietarios que no siempre pueden abordar fácilmente las consecuentes derramas o incrementos de cuotas mensuales que implica la necesidad de cuadrar los presupuestos.

Surgen las tensiones entre los vecinos y, en muchas ocasiones, con el propio administrador, al que injustamente se le hace culpable de unos desajustes presupuestarios ajenos a él, pues en la gran parte de las ocasiones son imprevisibles. Ello obliga a establecer prioridades de actuación, no siempre compartidas por todos los propietarios, o a seleccionar presupuestos de trabajos más económicos que no siempre son los más adecuados para solucionar los problemas a resolver o que implican la contratación de profesionales no adecuados que a medio plazo implicarán un sobrecoste de las actuaciones.

Ante estas circunstancias, desde SOLUCIONAF proponemos varias opciones:

  • Pedir varios presupuestos de profesionales contrastados. Ya sea a través de la propia aplicación de SOLUCIONAF, mediante la que se pueden solicitar fácilmente estos presupuestos, o bien directamente contactando con las empresas a través del correo electrónico o teléfono que aparece en la ficha de estas empresas. Dejarse asesorar por los profesionales y empresas que ofrecen calidad, como las que aparecen en SOLUCIONAF, ayuda a valorar las soluciones más adecuadas.
  • Negociar las condiciones de pago. Las empresas solventes facilitan en muchas ocasiones a las fincas el pago de las facturas. Fraccionar el importe total en cuotas asequibles para evitar que las derramas repercutan de manera relevante sobre la cuota mensual de los propietarios, es habitual cuando el coste de las actuaciones es elevado.
  • Contar con el apoyo de empresas de financiación. SOLUCIONAF dispone de una categoría específica denominada “Servicios Financieros”, en la que se integran aquellas empresas que ofrecen estos servicios a las fincas de propietarios. Es buena idea consultar sus condiciones y cómo pueden ayudar en afrontar grandes inversiones sin que la tesorería de la Finca, y la de sus propietarios, se resienta ostensiblemente.

Deja un comentario

Solicita Presupuesto