El presente post ha sido elaborado por Soliluz, siendo un extracto de la información que tienen recogida en su blog

Año 2020. La tecnología en los hogares ha aumentado notablemente, y el mercado ofrece muchas soluciones que mejoran el confort, reduciendo a su vez el consumo energético. Cada vez son más las comunidades de propietarios que se han actualizado y disfrutan de sus ventajas.

Y no es para menos. Tras la reciente eliminación del impuesto al sol, se da luz verde a la instalación de energías renovables en edificios. Todo ello, se da cita en un momento en el que se aboga por la conocida transición energética (de la que ya se está empezando a exigir en nuevas construcciones).

Toda esta idea está muy bien en el aspecto teórico, pero hay que ejecutarla, llevarla a la práctica. Y eso conlleva un coste nada desdeñable, una gran inversión que en el caso de las instalaciones fotovoltaicas tarda en recuperarse al menos seis años. Lógicamente afloran las siguientes dudas ¿Cómo pueden conseguir financiación hoy día las fincas de propietarios? ¿Cómo puede un administrador asesorar a sus clientes adecuadamente en materia energética para guiarles en las inversiones? ¿Cuánta potencia fotovoltaica es la realmente rentable? ¿Se pueden beneficiar sólo los servicios comunes o también los propietarios a título individual?

Dando respuesta a las primeras preguntas, una gestión energética adecuada puede repercutir favorablemente a las comunidades de propietarios con un ahorro medio del 40% en la factura de la luz, siendo conocido que los costes de la electricidad representan uno de los porcentajes más elevados del conjunto de gastos mensuales de un edificio.

¿Cómo se puede conseguir este ahorro? Con soluciones novedosas como los modelos matemáticos de patrones de consumo, con tecnologías digitales y sostenibles no solamente con el bolsillo del ciudadano, sino también con el medio ambiente. Sí, se puede invertir en renovables, contribuir con el desarrollo sostenible y a la vez que sea rentable.

¿Quiénes se pueden beneficiar de estas soluciones? El sector ya está preparado para que los servicios comunes de las fincas puedan aprovecharse de las energías renovables de inversión comunitaria. Un ejemplo sencillo es la piscina, que se abre en la época de mayor irradiación solar y por tanto coinciden consumo y producción solar. Sin embargo, actualmente con la compensación de excedentes, también es posible asociar estas instalaciones solares a los consumos nocturnos.

Las comunidades de propietarios pueden ser protagonistas en la tan necesaria transición energética, y además beneficiarse de ello. El futuro energético ya está aquí, y cada día que transcurra es tiempo perdido a nivel ambiental y económico.

Las fincas de propietarios son un importante eslabón de la sociedad, y en Solucionaf pueden encontrar profesionales que les ofrezcan soluciones técnico-jurídicas adecuadas, aportando también toda su experiencia y compromiso por buscar las mejores soluciones para cada caso en particular.

Deja un comentario

Solicita Presupuesto