Habitualmente llegamos a los meses estivales con ganas, y necesidad, de tomarnos un descanso, de dejar liquidados los temas abiertos, y de no abrir nuevos frentes que ya se retomarán a la vuelta del “nuevo curso”.

No obstante, el verano no tiene por qué ser época únicamente para aires acondicionados, toldos y piscinas, sino que es un periodo ideal para acometer obras de mantenimiento que con la llegada del otoño pueden convertirse en problemas que entonces serán de urgente solución y, posiblemente, incluso por un mayor importe. Esto es así porque seremos uno más de todos los que hemos dejado los deberes para el último momento y la disponibilidad de las empresas será menor, y ya sabemos, que ni las prisas son buenas, ni nos beneficia que la demanda sea superior a la oferta.

Por todo ello, es el momento de repasar nuestro “check list”, de valorar cómo se encuentran las diferentes áreas de nuestra finca, y, a partir de ahí, establecer prioridades de actuación que nos permitan ir haciendo labores de mantenimiento que con la vuelta a la normalidad tras el verano nos resulta más complicado de abordar.

¿Cómo se encuentran tejados y fachadas? Ante cualquier duda, las empresas presentes en esta categoría en SOLUCIONAF, así como en Impermeabilización, nos ayudarán desde su profesionalidad a tomar decisiones y dejar todo a punto previo a las lluvias otoñales.

Y hablando de lluvias, ¿quedaron solucionadas esas humedades de los trasteros que entre la llegada sorpresiva del COVID y el posterior buen tiempo quedaron olvidadas hasta la siguiente temporada? Por desgracia, estas cuestiones no se solucionan solas, por lo que ahora es la oportunidad para contactar con los profesionales en esta materia presentes en SOLUCIONAF y que nos ayuden a su resolución.

Y quizás, dado que actualmente se están disfrutando más de las zonas comunes, nos hemos percatado que el jardín, como ser vivo, envejece, y que es el momento para planificar con los profesionales de SOLUCIONAF las actuaciones otoñales e invernales que nos permitan rejuvenecerlo y que esté en perfectas condiciones para su disfrute la próxima primavera. Al igual que las instalaciones deportivas comunes, cuyo uso intenso durante esta época recomienda la planificación con expertos de su puesta a punto con la menor incidencia posible sobre los usuarios una vez finalice la temporada veraniega.

Como bien indica el refranero español, “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”, y una buena gestión de agosto y septiembre para retomar temas pendientes y planificar los próximos meses, nos permitirá afrontar más tranquilos el resto del año y tener una comunidad de propietarios en perfectas condiciones.

Deja un comentario

Solicita Presupuesto